Preguntas Frecuentes

El Oriente Medio es una región única, llena de ciudades antiguas y de grandes urbes cosmopolitas, grandes extensiones de desiertos interminables, mares deslumbrantes y culturas milenarias. Si estás pensando en Oriente Medio para tu próxima aventura, necesitas que tu equipaje sea práctico a la vez que respetuoso con la cultura local.

Puedes cambiar dinero en efectivo local antes de salir o a tu llegada. Por regla general, tendrás menos problemas para cambiar dólares americanos, euros y libras esterlinas a moneda local. Lleva siempre contigo algo de efectivo por si no hay cajeros automáticos disponibles en lugares remotos, pero nunca más de lo que te puedas permitir perder. Es recomendable pagar cantidades pequeñas en efectivo y cantidades grandes con tarjeta.

Antes de viajar a Oriente Medio, debes preparar ropa para distintas situaciones: ciudades bulliciosas, mezquitas estatales, desiertos abrasadores y mares maravillosos.

Para un tour por la ciudad: Puede que veas a muchos turistas vistiendo como quieran. Pero los países de Oriente Medio son relativamente conservadores, por lo que deberías llevar ropa que cubra tus hombros y rodillas (tanto hombres como mujeres), tanto para protegerte del sol como por respeto a los locales. Durante el Ramadán, es mejor llevar pantalones y mangas largas. Mete en tu maleta un vestido ligero o un chal para pasear por las calles sombreadas, y zapatos cómodos o zapatillas deportivas si te gusta explorar la ciudad a pie. No lleves chancletas o sandalias a los mercados y regiones rurales, o volverás a tu hotel con los pies mojados.

Para visitar mezquitas: Como las mezquitas son sagradas, no es adecuado llevar prendas cortas que dejen excesivamente al descubierto la piel. Los hombres deben llevar pantalones largos y camisas; y las mujeres, vestidos no transparentes de manga larga. En la mayoría de las mezquitas, las mujeres no musulmanas no necesitan taparse el pelo, pero en algunos países musulmanes, como Turquía, sí se requiere que se tapen la cabeza. Normalmente, allí mismo te proporcionarán batas amplias y mantillas para la cabeza. Se recomienda llevar sandalias o zapatos bajos para poder quitárselos fácilmente antes de entrar a las mezquitas.

Para un safari por el desierto: En el desierto, hace mucho calor por el día y mucho frío por la noche. Por eso, llévate una chaqueta para después del atardecer. Lleva ropa suelta y sandalias para poder sacudirte la arena fácilmente. Un vestido largo y una colorida pashmina o bufanda ligera, junto con gafas de sol y un sombrero, son la mejor elección para hacerse fotos en el desierto, aunque los pantalones son más adecuados para montar en camello.

 

Para las playas: Lógicamente, los bañadores y las chancletas son imprescindibles. No puedes dejar de ir a las playas de Dubái, ni de flotar en el Mar Muerto en Jordania. Los bañadores largos son aceptables en los resorts y para pasear en los destinos turísticos del Mar Rojo. Pero, en la mayoría de países de Oriente Medio, los trajes de baño sólo están permitidos en las playas y en las piscinas; deberás vestirte para caminar desde y de vuelta a tu hotel.

Protección solar: La crema solar (de factor alto) y el bálsamo labial son indispensables para proteger la piel de la luz solar y el clima seco. Gafas de sol, gorros y bufandas pueden utilizarse tanto como protección como de adorno. Además, deberás cubrir tu pelo o tu cuerpo con una bufanda al visitar algunas mezquitas.

Artículos de aseo personal: Algunos hoteles no proporcionan artículos de aseo como cepillos y pasta de dientes o zapatillas, por lo que es posible que tengas que pedirlos en recepción o llevarlos tú mismo.

Afeitadora: Las cuchillas desechables de los hoteles no suelen ser de mucha calidad. No la olvides.

Papel higiénico: Si viajas a Egipto, te darás cuenta de que, en la mayoría de los baños, no hay papel; llévalo tú.

Toallitas húmedas: Llévalas siempre contigo para limpiarte las manos, ya que muchos alimentos en esta región se comen con las manos.

Convertidor de voltaje y adaptador universal: Los voltajes y los enchufes varían dependiendo del país; asegúrate de llevar al menos un convertidor y un adaptador para tus dispositivos y cargadores eléctricos.

Tapones para los oídos: Si eres de sueño ligero, necesitarás tapones para los oídos al amanecer, cuando suene la llamada a la oración.

Repelente de insectos: Para evitar que te piquen los mosquitos, aplica repelente sobre tu piel.

Ropa de lluvia: Necesitarás protección contra la lluvia si viajas a Oriente Medio en invierno.

Puede ser muy inconveniente tener que encontrar una farmacia para comprar medicinas en un país extraño, por lo que deberías preparar medicamentos básicos para resfriados, diarrea y gastroenteritis. Las leyes son más estrictas en Oriente Medio y ciertos medicamentos, aunque comunes en otros países, pueden estar controlados y restringidos.

Para viajar a Egipto: está prohibido introducir en el país cualquier medicamento NARCÓTICO o PSICOTRÓPICO, incluso con receta médica (y certificado). Ten en cuenta que no está permitido llevar a EGIPTO cualquier medicamento que contenga metadona. Los medicamentos recetados están permitidos, pero deben estar en su embalaje original y en cantidad adecuada para la duración del viaje. Se requiere una carta oficial del médico generalista, especificando que la medicación es para uso personal, la cantidad y los detalles de la condición médica. Tampoco están permitidos: productos porcinos, cigarrillos electrónicos, productos de pérdida de peso o sexuales.

Para viajar a Marruecos, Turquía, Israel y Jordania: los medicamentos recetados están permitidos, pero lleva contigo las prescripciones y documentos de tu médico para demostrar que son para uso personal y que tienes autorización médica. Asegúrate de llevarlos siempre en su embalaje original. No deberías tener problemas siempre que no lleves grandes cantidades de analgésicos ni psicotrópicos.

Para viajar a los Emiratos Árabes Unidos: los viajeros pueden llevar consigo medicamentos recetados para uso personal, para su consumo durante un periodo NO superior a 3 meses, con su correspondiente prescripción médica. Y es recomendable leer la guía para llevar medicamentos personales publicada por las embajadas de EAU de cada país y comprobar la página web del Ministerio de Sanidad que enumera los medicamentos prohibidos actualmente.

Para viajar a Arabia Saudí: los medicamentos con receta deben ir acompañados de la prescripción y un informe médico reciente (menos de 6 meses), y en cantidad adecuada para la duración de la visita, un máximo de un mes. Consulta más detalles en la web de la Embajada del Reino de Arabia Saudí en tu país.

Po tanto, si tienes dudas sobre si tus medicamentos están permitidos o no, consulta a la embajada del país al que viajas, y lleva contigo la prescripción de tu doctor si el medicamento es imprescindible para ti. Mantén las pastillas y líquidos en sus cajas y botellas con las recetas correspondientes, y no lleves más cantidad de la que vayas a necesitar.

Las vacunas son una forma eficaz de prevenir algunas infecciones. Se recomienda vacunarse contra la hepatitis A, la hepatitis B y la fiebre tifoidea a quienes vayan a viajar a Oriente Medio. Los camellos son potenciales portadores del MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), así que no olvides lavarte las manos tras el contacto con animales.

En muchos países musulmanes, el consumo de alcohol está prohibido. En otros, está disponible solamente dentro de hoteles y espacios dedicados a los turistas extranjeros.

¡Es especialmente arriesgado beber en la calle!

Lo mismo ocurre con el cerdo y sus productos. La religión musulmana prohíbe el consumo de este animal, por lo que no esperes tocino en el desayuno.

En muchos países de la región el contacto físico con mujeres está prohibido, así que tenlo en cuenta. Los apretones de mano entre hombres son bastante más largos de lo usual y es costumbre esperar a que la otra persona retire la mano.

En la mayoría de las tiendas independientes y bazares, los precios de la mercancía están algo inflados. Es costumbre negociar un poco para obtener un mejor precio.

Claro que sí. Por ejemplo en las ciudades principales como Estambul, Atenas , Dubai, o las islas Griegas como Santorini y Mykonos viene incluido un excursiones en grupo por los sitios de interés más reconocidos. Luego tendrás días completos y tardes libres para recorrer a tu aire los lugares de tu preferencia.